Crónica de Rotting Christ y Carach Angren en Madrid 2018

Cojonuda forma de cerrar un finde con tres bolazos como los que nos comimos el pasado domingo 11 de febrero en la Sala Caracol. Svart CrownCarach Angren y Rotting Christtodo muy light.

Cuando entramos, Svart Crown ya estaban repartiendo cera, y menuda cera. Muy bueno el metal extremo de este cuarteto de Niza. Siluetas y molinillos se podían vislumbrar entre una buena humareda y un juego de luces (casi) al ritmo de la música. Cayeron pepinos variados de su discografía como ‘In Utero: A Place of Hatred and Threat‘, ‘Nahash the Temptator‘ o ‘Orgasmic Spiritual Ecstasy‘ de su último álbumAbreaction‘.

Crónica de Rotting Christ y Carach Angren en Madrid 2018

Durante los cambios de escenario, como suelen hacer en la Sala Caracol, taparon la zona con un teloncete en el que proyectaron la imagen de la gira, encabezada por el logo de Resurrection Fest, organizadores de esta afable gira. Y en lugar de música, hubo un tétrico hilo ambiental para que nos metiéramos en situación (jejeje).

Crónica de Rotting Christ y Carach Angren en Madrid 2018

Carach Angren fueron los siguientes en salir a hacer ruido, con su frenético black metal sinfónico y una peculiar puesta en escena. Este trío de los Países Bajos cuenta con un guitarra para los conciertos, que libera a su frontman Seregor, permitiéndole berrear y liarla a gusto. Igual los cabrones lo pillaron calvo para dejar claro que no es ninguno de los pollos pintados de la foto (jajaja). Escuchar este grupo es como ver una peli de miedo por las orejas, y más que un concierto, aquello fue un teatro macabro compuesto por una guitarra criminal, una batería ametralladora, un par de teclados y mucho griterío.

Crónica de Rotting Christ y Carach Angren en Madrid 2018

Ardek contaba con un teclado ocasional fijo para sonidos de piano y otro para todas las orquestaciones y organillos en general. Este último teclado iba adornado con una calavera y un brazo móvil por dentro, que no paraba de subir y bajar el instrumento mientras el muchacho tocaba… en algún momento fijo que le tocó ponerse de puntillas (jajaja). Destacar también al imparable Seregor, con su peculiar y en ocasiones variado gutural, su chaqueta de pingüino, sus caretas de rey calavera o de varias caras, con la que se despidió. No paró de pinchar a la peña y marcar el ritmo de la música y de las historias que contaba, a base de speedicos kates al aire. ‘Charlie‘, ‘Blood Queen‘, ‘In De Naam Van De Duivel‘… El setlist se centró especialmente en su reciente ‘Dance and Laugh Amongst the Rotten‘, aunque repasaron sus cinco discos con temas como ‘When Crows Tick on Windows‘, ‘Sir John‘ o ‘Bloodstains on the Captain’s Log‘ para cerrar.

Cerraban la noche, como no, los míticos Rotting Christ. Salieron a escena inundando todo poco a poco con el perturbador ‘Devadam de su último y caótico disco ‘Rituals’, con la profunda voz de Sakis reventando tímpanos. Además de temas recientes como ‘666‘ o la frenética ‘Elthe Kyrie‘, nos estuvieron reventando las cervicales con clasicotes como ‘Demonon Vrosis‘, ‘Societas Satanas’ (se lió buena aquí), ‘In Yumen-Xibalba‘ o ‘Non Serviam‘ para despedir esta turbo noche.

Crónica de Rotting Christ y Carach Angren en Madrid 2018

Luces y humaredas acompañaban a la perfección, las oscuras atmósferas que iban creando estos maestros del medio tiempo. Tipos turbios a la par que cercanos, muy comunicativos  con la peña. Especialmente el cantante claro, con sus míticas manitas de pantocrátor satánico… este tipo al cielo no va (jajaja).

Muy bueno el concierto de estos atenienses, que llevan más de tres décadas haciendo ruido y que parece que tengan cuerda para otras tres.

En cuanto al sonido, esto de la gira conjunta me pareció un aciertazo y más últimamente, que los conciertos acaban siendo pequeños festivales en los que (por lo general) sólo la tercera o cuarta parte del evento se aprecia al 100%. En esta ocasión, Svart Crown como teloneros sonaron muy bien, pero Carach Angren y Rotting Christ tuvieron un sonido cojonudo. La pega de este formato de gira es que la duración de los conciertos se reparte … ¡dilemas! (jejeje).

Crónica de Rotting Christ y Carach Angren en Madrid 2018

¡Salute Rockeros!

 

 

NOTA IMPORTANTE: Como podéis comprobar las fotos están desenfocadas y descuadradas fruto de una mano bolinga, por lo tanto queda claro, que los derechos y la autoría de las fotazas publicadas pertenecen a la organización de El Reportero Bolinga.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s