Crónica de Roger Waters, WiZink Center Madrid 25/05/2018

Ivi, nuestro fotógrafo cabrón, no quiso desaprovechar la visita del mítico Roger Waters a Madrid y el pasado 25 de mayo saltó al WiZink Center, a ver como lo petaba el yayo activista. Esto nos cuenta del turbo evento.

En este segundo día consecutivo para ver a Roger Waters, el pabellón estaba petadísimo. La pista completa y en las gradas poco hueco. El cabrón llevaba la turbopantalla más grande de alta definición que ha pisado el Palacio de los Deportes. Lo malo de eso es que para rentabilizarla, empezó el concierto con un vídeo que duró veinte putos minutos. La gente estaba ya un poco hasta la polla, pero vamos que se iba a olvidar rápido cuando arrancase el tema.

Crónica de Roger Waters, WiZink Center Madrid 25052018

Bueno, ya empezado el concierto asombraba el sonido cuadrofónico 360º, creo que el mejor bolo que he escuchado en el Palacio nunca y obviamente la resolución de la imagen del pantallote.

El bolo tuvo dos partes bien diferenciadas por un descanso de veinte minutos que hizo a la mitad del concierto (poco entendible), acabando la primera con el clásicoAnother Brick in the Wall“, en el que salieron varios niños disfrazados de presos con un mensaje que ponía “Resist“. Ahí empezaría un cúmulo de mensajes políticos que nos acompañarían prácticamente hasta el final del concierto. No está mal, pero igual demasiados, aunque Waters nos tiene acostumbrado a eso (jejeje).

Crónica de Roger Waters, WiZink Center Madrid 25052018

La segunda parte para mi gusto estuvo bastante mejor. Empezó con su tema “Dogs“, haciendo un despliegue de pantallas proyectadas, partiendo la mitad de la pista del Palacio de los Deportes, dando un espectáculo visual muy bueno. Siguió con el tema “Pigs“, en el que lanzaron un cerdo gigante que volaba por todo el recinto. Los láseres tampoco faltaron, proyectando el mítico prisma en el tema “Brain Damage“. Un setlist muy decente, aunque para mi gusto faltó algún tema como “Shine on your crazy diamond“. Hay que destacar la profesionalidad de los musicazos que le acompañaban, sobre todo para no echar “mucho” en falta al grandísimo Davi Gilmour y el propio Waters que a sus 74 años no se le puede pedir mucho más. Para el final, el apoteósico “Comfortably numb“, dejándonos un poco chof porque esto se acababa, pero con la gran sensación de haber estado en un espectáculo asombroso.

Crónica de Roger Waters, WiZink Center Madrid 25052018

 

NOTA IMPORTANTE: Como podéis comprobar hoy tenemos fotones que no están desenfocados ni descuadrados, fruto de la mano del fotógrafo cabrón. Por lo tanto queda claro, que los derechos y la autoría de las fotazas publicadas pertenecen a la organización de El Reportero Bolinga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s