Crónica del Garage Sound Fest 2018 – Sábado 9 de junio

¡Lo prometido es deuda! Hoy os contamos cómo fue el segundo día del segundo año del Garage Sound Fest. Motores, Rock and Roll y mucha Estrella de Galicia

Nos propusimos llegar, mínimo mínimo, para ver a The Splizzy Gang y llegamos, joder que si llegamos. Llegamos al escenario sin pillar birra ni nada, con todos los músicos desvariando a lo loco, mástiles arriba, la cantante Elisabet Gang, tirando besos al público y ¡chimpón! Hasta otra (jajaja)… Bueno podemos decir que llegamos puntuales para ver a Hell´s Fire.

Ahora sí, birra en mano, fuimos a otear el museo del motor, con más sol y más carrazos que el día anterior. También había más críos, de hecho reparé en la carpa con actividades para los enanos. Se veía que la gente venía más preparada, más acicalada con sus mejores pintas. ¡Ouyeah! (jejeje) Aunque el global de peña no aumentó mucho, sobre todo a estas horas.

Crónica del Garage Sound Fest 2018 - Sábado 9 de junio

Media hora tuvieron Hell´s Fire para dar caña con su Groove Deluxe y la aprovecharon al máximo“The Hearse”“Never Too high”, “Same old History” o su tuneada versión del “Roadhouse Blues” de The Doors, sonaron de puta madre con el gran frontman/voceras, Big Mario ‘god dammit’, el demoledor “Homer” al bajo y los guitarrazos de David Suárez y Mario Sánchez, todo apoyado sobre el contundente “Pi”.

Turno para los pequeños y su exhibición de minimotos, antes y después del show de Dewolff.

Ojito con Dewolf… no los conocía y me dejaron bocas, los Hanson  psicodélicos (jajaja). Turbo trío de jóvenes rockeros de los Países Bajos. Organazo Hammond, batería y guitarra, todo con un rollazo vintage y limpito que te cagas. “Tombstone Child”, “Double Crossing Man”, “Deceit and Woo”… guay, guay. Luego nos los encontramos tomando con la peña tan a gusto (jejeje).

Seguíamos con un plato fuerte del festival, amados por unos y cansinos para otros, Graveyard venían con su álbum “Peace” calentito todavía, del que tocaron los singles “Please Don’t”, “The Fox” y la turbia e hipnótica “Walk On”. No olvidaron material como “Slow Motion Countdown”, con la que abrieron, la profunda “Too Much is Not Enough”, “Hisingen Blues” o “The Siren”, un poco raro que cerraron con este sentido pepino, dejándonos con ganas de más.

Los músicos cojonudos, destacaría al cantante/guitarra Joakim Nilsson, por el feelin’ con que interpreta, con su voz turbo rasgada y gritona y su pinta de estar a punto de alimentar el cementerio. Muy tochos. El sonido estuvo guay, aunque un poco saturado, dentro del rollo distorsionado de la banda (jejeje).

Los siguientes en salir, después de un show de coches, que nos perdimos por estar de chachara en la barra, fueron Black Star Rider, con su forzudo de circo, con pesas on fire, de fondo. Los tipos salieron con mucho retraso, reduciendo su actuación casi a la mitad de tiempo y aunque pusieron muchas ganas, el sonido tardó en acompañarles. “Heavy Fire”, “The Killer Instinct” y no pudieron faltar un par de temas de Thin Lizzy como “Jailbreak” y “The Boys Are Back In Town” que pusieron aquello patas arriba.

Despedida motera con un último show saltarín y por fin llegó el gran Glenn Hughes.

La mítica “Voz del Rock” se sumaba a los eventos remember, despidiendo así su época Deep Purple, con esta gira homenaje a su paso por la banda en los años 70. ¿Por qué ahora? ¿Moda? ¿Morriña? ¿Pesetas? ¿A quién coño le importa? Es Glenn Hughes, cualquier oportunidad de verle es oro (jajaja) y así lo demostró desde el primer momento. El tipo salió a darlo todo, con una banda cojonuda, el mejor sonido del festival y derrochando voz, bajo (sonaba de lujo y bien por encima del resto) y estilazo a sus 66 palos. “Stormbringer”, “Might Just Take Your Life”“Sail Away”… aquello no podía fallar, los pelos como escarpias con la mítica “Mistreated”. Hubo algún instrumental momento de respiro para el cantante, como una intro de teclado en “You Fool No One”, que alargaron bastante, con solo de batería incluido, reivindicando cencerro a saco (jajaja).

Este día volví a llevar gorra por si llovía. como al final no llovió y tampoco hacía sol ya, se la regalé a Glenn Hughes, que anduvo paseando sus aires hippies con ella por el escenario (jajaja) Momento quinceañera, ¿por qué no? XD. Poco después se la puso a un pipa que le sustituyó al bajo en “un par de temas conocidos por todo el mundo” como dijo el mismo Glenn… No podían faltar “Smoke on The Water” y “Highway Star”, con un momentaco soul entre medias que nos dejó gilipollas, “Georgia on My Mind” acompañado sólo por el teclado/organo. Y catarsis final con la mítica “Burn”, cerrando aquello por todo lo alto, con una emotiva despedida y toda la banda abrazada al icónico soulman.

“Yo soy vuestro médico y vosotros mis pacientes… así que estáis jodidos”, palabra de  Glenn.

A Gun, que fueron los siguientes, les tocó el momento bocata y no vimos el bolo entero. Los tipos se lo curraron,  sonaron guay y a la peña se le veía animada, pero según este Bolinga, les faltaba punch.

Esto se iba acabando. Imperial State Electric ponían punto y final al Garage Sound Fest 2018. Siempre es un placer ver al zurdo Nicke Andersson, con su sombrerete y su banda rezumando ganas y actitud rockera. Lamentablemente, el sonido no les acompañó, jodiendo bastante el concierto. Las voces sonaban como a tomar por culo, pero a la vez con muchísimo eco. A veces las guitarras flaqueaban también… entre esto y el airecito de la madrugada, nos quedamos algo fríos (jajaja).

Al final salió una rubia bailonga derrochando voz, que con los efectos del micro, no acaba de cuadrar, para cerrar el show con una versión del “Beer Drinker & Hell Raisers” de ZZ Top. Una pena lo del sonido porque el concierto aunque cortito, estuvo guay, con pepinos como “It Ain’t What You Think (It’s What You Do)”, “All Through the Night”, “Uh Huh” o “Reptile Brain”.

 

Crónica del Garage Sound Fest 2018 - Sábado 9 de junio

Y hasta aquí la segunda edición del rockero Garage Sound Fest. Un gran juergote motorizadobien montado y aunque con poquita afluencia, confiamos en que se repita el año próximo. ¡Salute Rockeros!

 

 

NOTA IMPORTANTE: Como podéis comprobar las fotos están desenfocadas y descuadradas fruto de una mano bolinga, por lo tanto queda claro, que los derechos y la autoría de las fotazas publicadas pertenecen a la organización de El Reportero Bolinga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s